La lucha del bien contra el mal

monstres
Detrás de la línea argumental principal de la serie (la necesidad de los monstruos de regresar al libro de donde huyen gracias al Dr. Brot) encontramos un tema eterno: la lucha del bien y el mal.

En efecto, el Dr. Brot, es un malo que, además de no dejar nunca en paz a los monstruos, pretende llevar a cabo tantas acciones maléficas como sea posible. En la lucha contra la maldad de Dr. Brot, Agus, Lídia y los monstruos aprenderán a tomar decisiones y actuar, se darán cuenta de la importancia de reconocer a los otros, respetar a todo el mundo, valorar la actitud de esfuerzo más que los resultados y a renunciar a las beneficio personal.

Que los protagonistas de la colección, salvo  Agus y Lidia, sean seres imaginarios, unos monstruos, permite adjudicarles una serie de valores positivos que a veces se llevan al extremo: los monstruos, por ejemplo, no valoran el resultado de las acciones, sino llevarlas a cabo. Nunca nadie se enfada porque las cosas no salen como debían. Lo que se valora, por encima de todo, eshaberlo intentado. Todo esto conforma una manera de estar en el mundo en el que la bondad, el humor, la empatía y la reflexión tienen un valor fundamental.

monstruos

Entre los valores de la serie destaca el compañerismo, el trabajo en equipo, el menosprecio por la violencia y el mal, la tolerancia, el esfuerzo, el derechos a la diversidad, la actitud crítica… Y, por sobre todo, la voluntad y el placer de conocer: de saber, de aprender y compartir las cosas, de intentar entender todo lo nuevo (y esto vale tanto para la literatura, como para la ciencia y el arte), y también la voluntad de entender a los otros, por diferentes que sean.

Los valores

Entre otros, los libros de «Agus y los monstruos» permiten profundizar en valores que se pueden abordar de forma transversal, tales como:

  • La amistad.
  • La responsabilidad.
  • La solidaridad.
  • El esfuerzo.
  • La lucha contra la injusticia.
  • La necesidad de reflexionar.
  • La colaboración y el trabajo en equipo.
  • El compromiso.
  • La empatía y el humor como motores para avanzar en la vida y entender al otro.
  • El derecho a la diferencia en todos los aspectos.
  • El respeto por el medio ambiente y la ecología.
  • El rechazo a las ideas esotéricas y de creencias absurdas.
  • El respeto por el conocimiento, la ciencia y la creación artística.
  • El valor de las tradiciones (culturales, musicales y gastronómicas…).